Lectura Capítulo 1 "Sho-shan y la dama oscura

A Einstein y a Burton tampoco los quisieron sus mamás...pero nosotros los amamos


La historia que a continuación narraré, es absolutamente verídica. Modificaré sin embargo el nombre y la profesión del muchacho en cuestión para evitarle problemas con su familia, que no es una familia digna de tener con ellos a uno de estos seres excepcionales. El motivo por el cual decidí reproducir su historia, es para que los lectores se percaten de los niveles de incomprensión y marginación que padecen los niños, jóvenes y adultos que tienen Sindrome de Asperger, como la pequeña heroína de Sho-shan y la dama oscura.

Antonio tiene una carrera técnica que le permite ganarse la vida -o, mejor dicho, contribuir al gasto familiar, porque vive con su madre y sus hermanos-. Tiene 17 años, edad en la que usualmente los jóvenes cursan la preparatoria o han iniciado estudios universitarios, pero su familia, que se considera su dueña y toma decisiones por él por considerarlo "discapacitado", lo han obligado a "hacer algo útil", algo que, por cierto, nada tiene que ver con lo que realmente le gusta al chico: escribir. Lleva incluso un blog-diario donde narra todas las viscicitudes de un joven con Síndrome de Asperger y es un blog deslumbrante, no solo por la deliciosa prosa de su autor, sino por cuánto informa respecto a su propio síndrome (ni el mejor psiquiatra del mundo conoce mejor el Síndrome de Asperger que los propios aspies).

Antonio, sin embargo, es afortunado. Aunque no considera tener vocación para lo que hace, ha aprendido a dominar los gajes de ese oficio mejor que cualquier profesionista. Alude al instrumental y a las terminologías de su entorno laboral no como lo haría un aprendiz o un "lleva-y-trae", sino como todo un graduado en la materia. Según sus propias palabras: "Me he ganado la confianza de tres jefes, que se dan cuenta de mi capacidad pero también de mi "dificultad" para comprender algunas cosas en doble sentido.

Hace cosa de dos semanas, Antonio y yo planeabamos reunirnos -junto con Murasaki y Lou-Lou, la niñita que inspiró el personaje de Cho-chan- para firmarle entre las tres el libro (aunque Lou Lou no firma: lo hubiera besado), pero cuando Antonio -que, encima de todo, es menor de edad aún- le comentó a su madre lo que planeaba hacer, esta montó en cólera y le dijo que de ninguna manera, que todo eso eran tonterías. Reproduzco textual lo que me ha dicho Antonio vía facebook y lo que le he respondido (por favor, fíjense en la redacción de Antonio: no le he quitado ni agregado una coma. Ya quisieran muchos chicos "normales" presumir de semejante talento:)

"Como sea, no creo que mi mamà me deje alguna vez reunirme contigo, la situacion familiar que vivo es muy estresante, no lo comprendo pero es dificil intentarlo, mi inteligencia pasa a tercer plano en estos topicos, se ve menospreciada porque segun los miembros de mi familia "no sirve de nada" por ejemplo, se burlan de mi cuando escribo alguna historia, ya han pasado muchisimos años desde que les dí a leer una pequeña historia y se burlaron de mi, ahora guardo mis creaciones para mi y vivo envuelto en una burbuja compuesta de actitud mental positiva que es pensar el lo que se que soy bueno y hacer caso omiso de aquello que no es bueno aceptar.

Cuando les comentè de vuestra existencia me dijeron "que perdida de tiempo" y "en que te beneficia" agregando "en eso gastas dinero" porque en mi casa es un mas un lujo comprar un libro que una necesidad...

Queridisima Eve, cuidate mucho, seguimos en contacto...un abrazo!

MI RESPUESTA

Querido Antonio: Voy a hablarte de forma muy directa y muy clara. Ninguna de las cosas que voy a decirte a continuación son metáfora, ni dobles sentidos. Es exactamente lo que pienso, y espero no te sientas ofendido, porque yo misma estoy llorando mientras escribo esto:
Pobrecita familia la tuya. Pobrecitos todos. Tienen con ellos a uno de esos seres excepcionales que nos mandan de un planeta de belleza y paz, y son lo suficientemente ciegos y tontos para no VERLO ni OIRLO. Me temo que nunca podría ser amiga de una señora que tiene un hijo tan maravilloso como tú y pretende sea un ser común y corriente; como cualquiera de nosotros, que no somos capaces de mirar más allá de nuestras narices.

Fuiste a dar con la familia equivocada....porque alguien que tiene un aspie en casa y le dice tonterías de ese tamaño-y no es metáfora-, no merece a ese ser maravilloso al que debieran amar y comprender. Que te quede claro, Antonio: no eres menos. Eres MAS. Dile a tu mami que el hombre MAS RICO DEL MUNDO (ya que tanto les importa el dinero) es aspie...diles que lo es también el medallista olímpico de natación, Michael Phelps, y Tim Burton, el director de cine. Y Einstein, el más grande científico de todos los tiempos. Salvo Phelps, ninguno de ellos puede presumir de haber sido amado por su madre, porque tuvieron que asumir el reto de forjarse solos y nadar contracorriente la incomprensión y la crueldad del mundo. No te dejes, Antonio, no te dejes....acude, si es necesario, a algún lugar especializado en el Sindrome. Insisto: eres más que todo eso. Eres un ser maravilloso y quiero que te quede BIEN CLARO.

*****************************************
Si algún aspie lee esto y se siente identificado con Antonio, quiero que también le quede bien claro: los locos no son ustedes. Los locos son aquellos que no son capaces de advertir la belleza de sus sentimientos y de su intelecto. Cierto: tener un hijo aspie duele mucho, porque la inmensa mayoría de la gente no ha sido educada en la sensibilidad y la tolerancia, sino todo lo contrario...pero si no fuera por esa sociedad sumida en preocupaciones materiales y verdaderas tonterías (quien piense que leer un libro, cualquiera que sea, es una tontería y una pérdida de tiempo, es digno de compasión), las madres aspies debiéramos dar gracias al cielo por recibir el regalo de un hijo que es esencialmente bueno, curioso....E INTELIGENTE.

Pero...¿qué se puede esperar de una madre que piensa que los libros "son tonterías" y, por consiguiente, no se ha molestado en LEER y documentarse sobre la problemática de su hijo?

Mi respuesta a la incomprensión y rechazo que padecen mi hija, por ejemplo, ha sido escribir una novela absolutamente subversiva en cuanto a la técnica narrativa, sí -y pobrecitos de aquellos que pretendan abordarla como una novela de "monitos"-y disfrazarme. Si ser madre de dos hijas consideradas frikis -una otaku y una aspie-me convierte, por defecto, en friki....ME ASUMO ORGULLOSAMENTE FRIKI

Y si por mi fuera, adoptaría a Antonio y a todos los que, como él, tienen la desgracia de no ser apreciados por quienes más debieran ennorgullecerse de ellos.