Lectura Capítulo 1 "Sho-shan y la dama oscura

Haizea: historia de la vida real: Murasaki y Cho en una


Por: Eve Gil
En la foto: Haizea, disfrazada, con su hermana pequeña
Imaginen los lectores una "fusión" de Murasaki y Cho...
Imposible, ¿no?, sería, después de todo, copiarle a otro famoso anime -Dragon Ball Z- y además son tan radicalmente distintas estas hermanas, que pareciera sencillamente una locura.
Pero la vida te depara muchas sorpresas, y la más maravillosa de todas fue conocer a Haizea, una joven española que me contactó a través de este blog y resultó ser tan fabulosa como una posible fusión de las dos heroínas de Sho-shan y la dama oscura.
Haizea acaba de cumplir 18 años. Es mangaka profesional -o en vías de serlo- y pronto ilustrará su primer libro. Recién se le ha diagnosticado el Síndrome de Asperger.
La primera vez que me escribió yo no daba crédito al que debe haber sido su sufrimiento: su infancia y adolescencia -ya es casi adulta- penando por el mundo -esto es, consultorios de psicólogos que, sabemos ya, de bien poco sirven tratándose del AS- e ingiriendo medicamentos que probablemente no hayan sido los adecuados. Y Haizea no vive en México, país en donde cuando uno menciona que tiene un hijo AS te miran como si hablaras de extraterrestres: Haizea es española, ciudadana del Primer Mundo. Con todo y eso tuvieron que pasar casi veinte años para que, finalmente, un médico enterado sacara de dudas tanto a ella como a sus azorados padres e iniciaran en forma no un tratamiento sino una restructuración de sus existencias
Para quienes tenemos hijos -o sobrinos, o amigos- AS o "aspies", como afectuosamente les llamamos, sabemos de sobra que uno de sus rasgos distintivos es la obsesión por alguna actividad en particular. La obsesión de Haizea es todo lo relacionado con el manga y el anime (que es en lo que se parece a Murasaki), incluyendo el Cosplay que, como bien dice ella, es arte y no juego. Los disfraces que a continuación mostramos con su consentimiento, y pertenecen a la serie Saint Seiya, le llevaron tres meses de intenso trabajo y, según me ha platicado, voluntad de acero para hacerles ver a sus padres que para ella, la creación de estos disfraces rebasa en importancia cualquier compromiso académico. No ha sido fácil. Los padres de Haizea no están muy contentos con la "afición" -que yo denominaría "vocación" -de su hija, pero estoy segura de que su amor por ella -que se traduce en comprensión, tarde o temprano- vencerá sus reservas, como nos sucede a todos los padres de aspies que, las más de las veces, no comprendemos "a qué le tiran" estos muchachitos, sin sospechar que estos talentos cultivados con obsecación -el rasgo que más me gusta de ellos- pueden llevarlos bastante lejos... y si no, pregúnteles a Bill Gates, Michael Phelps y Tim Burton, que también representaron un dolor de cabeza para sus padres.
Haizea, pues, es toda una artista y he querido mostrar a los lectores de este blog -que son los lectores de Sho-shan y la dama oscura- hasta donde pueden llegar los talentos de una persona no neurotípica con talentos insospechados que nos devuelven la fe en los milagros... y nos ilustran sobre la maravilla de no ser como los demás.